Cuidado de tus joyas

Cuidado de tus joyas portada

el cuidado de tus joyas

NUESTRAS JOYAS

TODAS nuestras joyas son de Plata de Ley. Las DORADAS tienen un baño de 1 micra de Oro de 18 quilates

Para el cuidado de tus joyas, siempre te decimos que la plata es muy celosa, que quiere estar a nuestro lado. Que si la dejamos abandonada en cualquier cajón, se pone triste y oscurece; por ello, lo mejor es que la lleves siempre. Eso sí, siguiendo los 10 consejos que te proponemos a continuación. Porqué así, podrás mantener tus joyas de plata como el primer día.

10 consejos para el cuidado de tus joyas

Cuidado de tus joyas 1 organiza tu joyero
1. ORGANIZA TU JOYERO

La plata y el oro son metales blandos, se rayan fácilmente, por lo que es conveniente que las joyas estén separadas entre ellas. Para ello puedes utilizar su empaque original o bolsitas. Si tienes tus joyas organizadas, permanecerán más tiempo como recién compradas.

Cuidado de tus joyas 2 evita la humedad
2. EVITA LA HUMEDAD

La plata de ley es sensible a la humedad. Crea un ambiente adecuado poniendo una bolsita de bolitas anti-humedad en tu joyero.

Cuidado de tus joyas 3 cuidado con los nudos
3. CUIDADO CON LOS NUDOS

Para evitar que las cadenas se enreden, debes guardarlas siempre cerradas y colgadas individualmente. Si en tu joyero no puedes colgarlas, sepáralas entre ellas, guardándolas cerradas en el empaque original o en bolsitas.

Cuidado de tus joyas 4 comprueba los cierres
4. COMPRUEBA LOS CIERRES

Para evitar perder tus joyas, deberías examinar los cierres y anillas de tus collares, pulseras y pendientes, de vez en cuando.

Cuidado de tus joyas 6 revisa los engastes
5. REVISA LOS ENGASTES

Periódicamente, revisa también los engastes de las piedras semipreciosas o zirconitas, para evitar que se suelten.

Cuidado de tus joyas 6 ponte las joyas al final
6. PONTE LAS JOYAS AL FINAL

La plata de ley, y en especial la plata bañada en oro, son muy sensibles a las colonias, perfumes, cosméticos, cremas o productos en spray. Algunas piedras semipreciosas, también pueden reaccionar al entrar en contacto con estos productos químicos. Entre ellas, las perlas y las turquesa. Por ello, te aconsejamos que te pongas tus joyas, una vez estos productos se hayan secado.

Cuidado de tus joyas 7 evita los productos de limpieza
7. EVITA LOS PRODUCTOS DE LIMPIEZA

Al igual que otras substancias químicas, los productos de limpieza pueden dañar también tus joyas de plata, en especial las de plata bañada en oro. Algunas piedras semipreciosas, igualmente, son muy sensibles a estos productos. Mejor que te quites tus joyas antes de usarlos.

Cuidado de tus joyas 8 no te bañes con tus joyas
8. NO TE BAÑES CON TUS JOYAS

La sal del mar y el cloro de las piscinas pueden afectar al brillo y color de la plata. Y especialmente, con la plata bañada en oro, ya que poco a poco va desapareciendo su baño de oro. Algunas piedras semipreciosas también se pueden dañar.

Cuidado de tus joyas 9 quítatelas cuando hagas deporte
9. QUÍTATELAS CUANDO HAGAS DEPORTE

El sudor es ácido y puede afectar a las joyas de plata de ley, sobre todo las bañadas en oro. Además, pueden recibir golpes, estirones, que debiliten los engastes o que se rompan las cadenas y acabes perdiéndolas.

Cuidado de tus joyas 10 límpialas regularmente
10. LÍMPIALAS REGULARMENTE

Si tomas el hábito de limpiarlas cada vez que te las pones, se mantendrán como nuevas durante más tiempo. Puedes hacerlo con un trapo de algodón, para eliminar polvo, grasas o huellas. En el caso de las joyas de plata, puedes utilizar productos específicos para ello.

Si tienes dudas, puedes contactarnos a [email protected]